Primer día con el grupo élite

17 de enero del 2017, 8 de la tarde. Velódromo de Anoeta. Mucha gente, poco conocido. Busco a Anur y lo encuentro. Me presenta al resto de compañeros y empezamos a trotar. Solo han pasado un par de meses desde que dejé el fútbol y me tumbé en el sofá, pero noto que voy bastante más justo de lo que pensaba ¡Y solo estamos calentando! Qué fácil pierde uno la forma…

Voy preguntado a Anur sobre los demás. Me pone al día y me dice que falta la fiera “Xabi“. Está fuera por trabajo, lo veré la próxima semana. La primera vez que oí hablar de Xabi me motivé. Los ritmos a los que rodaba me parecían impresionantes y quería ver si yo era capaz de ir mano a mano con él.  Cuando lo conocí me di cuenta de que sí, podría ir mano a mano, pero con un matiz. Ni hoy ni mañana. Dentro de 2-3 años, quizás, y si él baja el ritmo. Solo las lesiones y “la soledad de la cima” como él lo llama, lo pueden parar, cosa que tampoco quiero que pase. Se le ve disfrutar y se lo merece. (Curiosidad: Le encanta la nata).

Unos metros por delante corre Fidel (Hiromi). Su calentamiento es a 4min/km. El nuestro a 5. Es el padre de todos. Un señor. Serio y muy centrado. Sabe a lo que va y no se anda con tonterías, excepto cuando no le da la gana. Cuando su cabeza dice no, es NO. Pero cuando su cabeza dice SÍ, apártate o te lleva por delante. Poco más se puede decir de un crack como él que con 60 años hace los 10k a ritmo de 3:40 y ha ganado carreras en su categoría. Además de padre es también comercial del libro “La enzima prodigiosa” y en consecuencia el nutricionista del grupo, eso sí, nadie le hace caso.

Su hermano Inaxio, el de barbas, es el postureo runner. FiveFingers, cascos Infinity, medias de compresión… Y mucho humor. Es un cachondo y muy sensible. Anur y él solían entrenar juntos, al mismo ritmo. Inaxio estuvo un tiempo lesionado y cuando volvió su compañero de series ya le sacaba 30 segundos por serie. Todavía no ha superado esa infidelidad y se le ve tocado, se ducha solo. No sabemos si es porque se siente mal o porque no quiere compartir el champú (agarrados hay en todas partes). Le da mucho juego al grupo de Whatssapp y es una energía muy positiva para el grupo. Me voy a arrepentir de esto, porque se va a crecer, pero bueno, es lo que pienso. Nunca le pidas que te guarde la llave de la taquilla. NUNCA.

Barba y coletilla. Unai. El ironman del equipo. El incansable. Va superándose a una velocidad vertiginosa y ojo que los que vamos solo un poco más rápido que él ya estamos temblando. Es la persona que más kilómetros hace. Adicto al Strava. Una de sus hazañas es la de hacer 3 San Silvestres el mismo día. Hace pocos días se ha vuelto a vestir de Chuck Norris para deleitarnos y deleitarse, porque todavía no se lo cree, con una nueva hazaña que ha dado mucho que hablar. Se han filtrado imágenes sospechosas. Hasta aquí puedo leer.

Compañero de series de Unai. Anur. Triatleta. Buen amigo. Nos hemos sacado el título de informática juntos y hemos compartido muchos momentos. Todos buenos. Paciente, constante y un cerdo de cuidado. Por quedar por delante de ti en la “Donosti League” es capaz de ponerte la zancadilla (a mí ya me la ha puesto dos veces) y de meter cianuro en tu botellín de agua. Por lo demás, majísimo. Ojo con Anur… Está evolucionando a pasos de gigante y las mata callando. 

Txema, nuestra Bestia. Cumplidor y peleón. Las lesiones y los turnos de trabajo no le están poniendo las cosas fáciles pero se sobrepone con facilidad y tira de experiencia para sacar el entrenamiento adelante. Muy activo en las redes sociales y por lo que he oído el cocinero del grupo. Experto en pescados y pollos Lumagorri. Txema, estás tardando…

Jesús. El Michael Phelps del grupo. Nadador y corredor. Casi nada. Está preparando oposiciones, pero no es fácil adivinar para qué. Podría ser bombero, policía, vigilante de playa o empleado del circo. Qué manera de moverse por debajo de las vallas. Impresionante. Poco a poco se está abriendo al grupo y nos lo pasamos bien. Un grande, y muy grande (mide lo suyo). Un día llegó puntual. 

Borja. Las veces que he coincido con él he podido ver que es muy peleón. La última vez que lo pudimos ver fue en el test de “3000RUNSS”. Dicen las malas lenguas que todavía se está recuperando de aquel día. Muy buen profesor de francés ¡Borja, esperamos verte pronto!

Y estos son los figuras que calentaban conmigo aquel primer día. Todos al mando del gran entrenador, Alberto Menéndez, que le da mucho juego al grupo y que consigue sacar lo mejor de nosotros. Yo personalmente llevo solo un par de meses y ya estoy corriendo a mis mejores ritmos. No le voy a hacer más la pelota porque los de mi grupo no van a dejar títere con cabeza, pero él sabe lo que vale. Todos los del RUNSS lo sabemos.

Antes de terminar saludar también a Marta, fisio del equipo que consigue mantener en forma a todos los atletas que pasan por su camilla. Mis compañeros están encantados. Pronto me tocará pasar a mí…

¡Y a todos los RUNSS! No os vais a librar de mí y quiero que todos paséis por este blog, así que, no os escondáis que os veo.

Laster arte 🙂

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest